La Educación en el Perú, ¿un mal necesario?

Y pensar que en menos de tres años ya estaría en las calles aprendiendo a tirar piedras y arengando las consignas de nuestras luchas. Corriendo de las varas y gases que nos propinan éstos, que vestidos de negro se llaman policías y que dizque están para resguardar la seguridad nacional, cuando son ellos los que en las calles nos roban y son ellos los primeros en defender sistemas nefastos que también los oprime y oprime a su pueblo; y cuando nosotros no tenemos más que la palabra en esta lucha. Haciendo oído sordo a los improperios de mi propio pueblo que confunde esta lucha y sufre nuestra misma miseria; porque, cómo exigir a un pueblo que no lee y al que le han educado los programas televisivos de una prensa mercantilista, que nos ha robado nuestro espíritu de lucha y toda fuerza de reacción ante los atropellos de este sistema. Sufriendo el hambre y la sed en las calles baldías de un pueblo que no es nuestro si no de los grandes capitales.

Son recién tres años que dejé las aulas de las universidades para emprender este viaje por lo recóndito de un país que llamamos Perú. Y francamente siento rabia y decepción al formar parte de esto que se llama educación, un mal necesario que sirve como herramienta de dominación y manipulación. Porque todos los conocimientos que impartimos ya obedecen a un todo digitado de un sistema controlado para lograr capacidades de sumisión; cuando la verdadera educación nace de las necesidades y aspiraciones del pueblo, y de abajo hacia arriba. Y nosotros como magisterio estamos maniatados en esta mezcolanza de leyes y decretos que jamás se cumplen ni se respetan, y que cambian en cada periodo de gobierno.

Formo parte del último grupo llamado: CPM, el cual es la misma cojudez, inventada para dividir más al magisterio. Ingresé con las mejores notas y con la moral bien en alta para hacer patria, pero como hacer patria aquí cuando lo que ganamos a las justas nos alcanza para comer. Y cuando son las DREs, UGELs y el mismo MINEDU, encargados de elaborar las políticas educativas, las guaridas de la corrupción y los responsables de esta realidad.

Pienso que le estoy regalando lo mejor de mi vida a mi pueblo, pero de una manera innecesaria. Y este sistema opresor me está robando lo mejor de mi juventud. ¿Y qué de mañana? Seré otro jubilado que mendigará una mísera propina para sobrevivir en las ventanillas de un banco. Y ese habrá sido todo mi paso por la vida quizá. Y es en momentos como este, cuando mi pluma es más fuerte que yo. Porque, ¿dónde quedan los sueños e ideales como seres humanos?, ¿dónde queda la libertar del hombre para emprender sus propios derroteros? Hoy todo hace parecer que somos los nuevos esclavos que no tienen nada más que su trabajo, ¿y todo para qué? para alimentar este sistema que termina robándonos las monedas que nos paga.

Son ya ocho días que dejamos las aulas para hacer cátedra en las calles de esta urbe. Dejamos nuestras aulas por conquistar los derechos que la ley nos asigna. Y ya son más de una semana en que la prensa mercantilista ha callado esta lucha; porque este sistema, que un día nos amordazó, tiene miedo que la hoguera se encienda, tiene miedo que el pueblo salte a las calles, tiene miedo de que esta lucha se extienda a nivel nacional. Y no somos una minoría cómo han pretendido hacer creer, somos miles de profesores en las calles luchando sin claudicar. Y no representamos banderas, ni partidos: somos el magisterio consciente cansado de tanto mentira y atropello. Y ya no tenemos miedo a descuentos ni miedo a las varas ni a los gases, y solo hay en nosotros esta fuerza diciéndonos: hasta la victoria final.

Porque ni las varas ni gases de nuestros verdugos, ni la mentira vertida en medios de prensa podrán callarnos. Ha de seguir esta lucha hasta el final. Ha de seguir nuestro avatar; porque como maestros ya no pedimos, ya nos hemos cansado de ello, exigimos la reivindicación de nuestros derechos.

¡VIVA LA HUELGA INDEFINIDA!

Cusco, mayo de 2012

Eliazar Ortiz

Eliazar Ortiz

Soy Eliazar Ortiz, un enamorado de la vida, un apasionado de las letras, y un trotamundos distraído.
Eliazar Ortiz

Latest posts by Eliazar Ortiz (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *